Skip to content

Un grandioso desorden

160.00 MXN
Digital License icon

Sara, la mamá de Felipe y Enrique, consigue un trabajo en otra ciudad, así que debe dejar a sus hijos con la abuela Yaya durante un tiempo. Felipe está más que feliz porque Yaya jamás lo regaña ni le revisa la tarea ni le pide que acomode su cuarto, que bien podría ser el más desordenado de toda la ciudad. En cambio, Enrique extraña a su mamá, ayuda a la abuela a cocinar y se esfuerza por seguir siendo el niño de diez que siempre ha sido. Todo parece marchar sin grandes dificultades hasta que Felipe escucha unos misteriosos ruidos debajo de su cama y Chucha, su querida tortuga, desaparece.